La infertilidad es una montaña rusa

Durante más de un año me había negado a usar esta palabra. Si hay mujeres que se quedan aún con pronóstico negativo, ¿quiénes somos nosotros para llamarlas infértiles? Y menos cuando se trata de una misma. No quería llamarme así, aunque en el fondo lo sabía.

Después de mi primera y única FIV-ICSI, me dije que era una mujer normal, que me quedaría de forma natural, ya que la ciencia no ha podido hacer mucho. ¡Impaciente de mí! Primero me precipité a hacerme pruebas, sin haber estado buscando un año. Después me fui a por IA e ICSI, cuando apenas había cumplido un año de búsqueda. Luego me dije que probaría terapias alternativas. Y llevando solo 3 meses con esas terapias (acupuntura, kinesiología, etc.) vuelvo a renegar de todo.

Estaba relativamente tranquila. Dedicándome a un proyecto personal que tengo entre manos. Creía que ya no estaba obsesionada, que llegaría cuando tuviera que llegar. Pero algo pasó con esta última regla. Bueno, en realidad, se me retrasó 4 días. Es mi tercer retraso notable en toda mi historia de la menstruación. Y por mucho que intentara decirme que no lo estaba, por dentro albergaba esa pequeña y gran esperanza. ¿Y si ahora fuera verdad?

Menos mal que no tenía test de embarazo a mano. No me atrevía a gastarme 10 euros en uno de farmacia para recibir un negativo, un blanco nuclear… Me bajó la regla en el día 31 del ciclo (mis ciclos han sido siempre de 26 días) y me sentí la mujer más estéril del mundo.

Y ayer me entero de que una antigua amiga se ha quedado embarazada. Ella se casó un año después que yo. Ya sé que lo normal es quedarse, poco después de ponerse. Es lo normal. Lo anormal es mi caso, lo raro es la infertilidad.

A mí que me parece que embarazarse es como ganar la lotería. Pero no para otras, ellas la ganan con cierta frecuencia, con cierta facilidad. A mí por alguna razón se me ha negado. Puedo apelar al azar, al karma, a mis emociones… pero en realidad es simplemente mi cuerpo, mis óvulos que a pesar de no ser tan mayor ya no funcionan igual y sólo puedo tener resultados con fertilizaciones in vitro, icsi, y un largo y costoso etcétera de tratamientos y pruebas.

He estado muy ausente desde mi último negativo en Twitter, en este blog. Pero me he alegrado por todos los positivos que ha habido en estos últimos meses, especialmente los de Mamá Ingeniera, Elora de Imagina cuánto te querré o Querido bebé, dos puntos.

Ahora he vuelto con Ovusitol, con Onagra, y para junio estoy planteándome ir de nuevo a un ginecólogo especialista en reproducción. Recuerdo que el desgaste físico, económico y emocional en una FIV es muy alto, pero si con ello consigo ser madre, compensa, ¿verdad?

Anuncios

6 comentarios en “La infertilidad es una montaña rusa

  1. Perdona que no esté de acuerdo contigo en una cosa que has puesto: lo normal no es quedarse a la primera ni en poco tiempo, no hay una regla en esto. Se tarde un año, dos, seis o dos meses, cada mujer es un mundo y cada ciclo de cada mes de cada mujer no es igual al siguiente.
    Una tía mía de ahora 70 años tardo cinco años casi en quedarse de su primer hijo y no tenía ningún problema. Solo que tardo en cuadrar la lotería.
    Yo estoy en las mismas que tu, llevamos 3 años y voy a por mi segunda Fiv. Será en esta? Ojala, si no seguiremos comprando boletos de lotería. Ante todo ánimo y kilos de paciencia y esperanza.

    Le gusta a 2 personas

  2. Sí es una montaña rusa, totalmente! A veces, no sabemos por qué, el cuerpo nos pide, ahora relax, descanso, desconexión… y ahora ganas de intentarlo, y de ir a por todas. Haz lo que el cuerpo te pida, no te fuerces por hacer lo contrario, así que desde mi humilde opinión, creo que vas muy bien, que te escuchas y que haces lo que crees que debes hacer en cada momento.
    Sigue contándonos! Estaremos aquí para lo que necesites! 😉

    Le gusta a 1 persona

    1. Muchas gracias, preciosa. Me entiendes a la perfección. Unos días estamos ilusionadas, otros deprimidas, luego queremos recuperar nuestra vida y desconectar. Hasta que no llega el positivo, pasamos por muchas etapas. Así es la vida de una infértil. Vi tus últimas entradas y siento que aun no haya llegado el momento esperado. Pero llegará, ya verás. Un abrazo enorme y toda la suerte del mundo!

      Le gusta a 1 persona

  3. Hola “esperando”…toc toc…con tu permiso me paso x tu blog!! 🙂
    Sólo quería decirte que claro que merece la pena pasar x todo esto!!
    Si tú y tu maridín estais seguros que queréis ser padres tenéis que seguir luchando hasta que se consiga (pq con muchas ganas se consigue, de una manera o de otra).
    Cada mujer, o cada pareja es un mundo. Muchas veces no se saben ni las causas de nuestra infertilidad pero ahí está y nos golpea con crueldad.
    Es normal esa montaña rusa que dices, es duro pasarla pero entre todas nos apoyamos y nos ayudamos a levantarnos cuando caemos.
    Mucha fuerza y muchos ánimos.
    Por aqui estaré para saber de ti.

    Le gusta a 1 persona

  4. Te hemos echado muchísimo de menos!!!
    Ya te digo yo que compensa! la infertilidad significa LUCHAR. Si, yo también siento que es injusto que algunas lo tengan tan fácil, pero hija, nos ha tocado y tenemos que apechugar y para ello, hace falta fuerzas y mirar al problema a los ojos.
    Estamos aquí contigo para animarte y ayudarte en lo que necesites.

    A por ello!!

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s